El Toro de Barro

El Toro de Barro

sábado, 15 de septiembre de 2007

Invitaciones de El Toro de Barro: Ángel Crespo


Venecia recorrida por un caballo

Venecia recorrida por un caballo
de noche por un caballo
blanco animal que avanza
trotando por el aire de la noche
que todavía no se hace viento caballo
desconcertado es un caballo
recortado a golpes de luz ya al galope
fino como un ciervo una cierva
un unicornio caballo de crines
onduladas que no mueve el viento
como el caballo de un grabado
o de una tela sin montura
ni caballero descabalgado
caballo que cruza Venecia
de noche y ni vuela ni para
al espantarse de los puentes
con gracia de caballo manso
corriendo sin que se despeine
la crin rizada de la cola
al pie de las casas y canales
deshabitados llenas de agua
que no le salpica los flancos
descabalgado blanco como
una luna que se refleja
en el aire un caballo
que se pierde en Venecia
entre mis versos: ese caballo.




Con la emoción contenida de quien cree haber descubierto por primera vez la joya que otros muchos contemplaron antes, «El Toro de Barro» te ofrece el resplandor de quien fue uno de sus númenes tutelares: la poesía de uno de los grandes heterodoxos de la poesía española del siglo XX: Ángel Crespo. La certeza de que el lenguaje era, en sí mismo, la principal fuente de emoción poética, y el convencimiento de que la poesía que importa no es otra que la poesía que emerge libre ya del yugo del tiempo que la engendró, constituyeron los cimientos de una vastísima obra literaria que comenzó a principios de los años cincuenta con su militancia en las vanguardias postistas; continuó en las lindes de las estéticas realistas proponiendo un realismo nuevo, el «realismo mágico», y terminó convertida en una espacio intelectual orientado al conocimiento del alma y a su transformación -alquímica- con la sola ayuda de las aventuras iluminadoras del espíritu. Una obra que se extendió a su monumental trabajo como traductor, y no sólo de Petrarca o de Dante -del que fue el mejor de todos sus traductores a cualquier lengua- sino, también, de los poetas brasileños y portugueses del siglo XX, de cuyo conocimiento en España y en Europa fue, en gran medida, el más temprano y activo de sus responsables. Aquí te lo dejamos, encima de la mesa, para aliemento del alma...






(En caracteres más oscuros y del color de la tierra mojada, el lector podrá encontrar una biografía del poeta Ángel Crespo, adentrarse en su mundo poético a través de una amplia selección antológica o adquirir noticia de los libros del autor -y sobre el autor- editados por El Toro de Barro y, de un modo especial, de su Oculta transparencia)





46 comentarios:

Anónimo dijo...

Evan dijo...
Gracias por compartirnos estos pòemas de Ángel Crespo!!

Sabés? Sos de los pocos que interpretó la metáfora de la orquidea...

Gracias!!

Un beso.

12 de septiembre de 2007 15:23

Anónimo dijo...

DaliaNegra dijo...
Me ha dejado anonadada.Un poeta genial.Gracias por descubrírmelo.

13 de septiembre de 2007 13:21

Anónimo dijo...

Tania dijo...
Hace ya algún tiempo, después de una maravillosa conversa sobre literatura con mi profesor de español, llegué en casa y miré despacio mi estantería, tantos libros… y casi todos de brasileños y portugueses, fui me dando cuenta de lo mucho que nos cerramos en nuestra propia cultura, como permanecemos dentro de muros invisibles. Empezaba a descubrir ese mundo que habla vuestra lengua y era igual a comer un fruto muy exquisito, sembrado en tierras distantes, con sabor de otras músicas, otros matices… Lo digo todo eso, Carlos, porque difícilmente se puede encontrar en alguna librería de Brasil, un Ángel Crespo, y ni hablar de Margalit Matitiahu… Entonces la Internet abre esos caminos que rompen los muros y hacen posible tocar esos muchos sabores. Por donde se puede sentir que - pese a todo el desconcierto del mundo - en todas las partes habita el corazón de las personas una gran sed de belleza, de comunión y paz, de compartir lo toca el alma… Así que este espacio tuyo me resulta precioso; como no tengo mucho tiempo, suelo imprimir los poemas y narrativas y leerlos en el camino del trabajo, y es siempre un descubrimiento que me hace sentir. Entonces he venido para darte las gracias por todo ello, por tu poesía y, también, por el detalle en tu comentario en Canto de espumas (y no, no he volado ni ocurrió nada, tan sólo no me es posible dedicarme más o estar más presente), pero tu gesto me llegó con delicadeza, gracias.
Además, te dejo un abrazo solidario en razón de lo que leí en “invitaciones”, nunca me será posible comprender la lógica de la violencia. Cuídate bien.

13 de septiembre de 2007 13:52

Anónimo dijo...

Tania dijo...
pd: a menudo eso me ocurre: escribo y más tarde me doy cuenta que no me expresé bien. Con no ser posible dedicarme más, no quiere decir que me voy, solo que no consigo dejar muchas entradas o dedicar más tiempo a este hacer como me gustaría. Me da mucho gusto estar entre vosotros.

Anónimo dijo...

fab/ dijo...
Sueño en tu paraíso.
Besos.
Cuidate mucho.

14 de septiembre de 2007 17:10

Princesa Dariak dijo...

Hoy solo tengo tiempo para leer un blog, pero como dicen por aqui: para muestra basta un botòn...
El poema es inspirador, al final remata con ese misterioso caballo, luz de luna galopando a traves de la màgica Venecia, imaginarlo es sentirse en otro mundo paralelo, y eso, para un poeta es haber logrado su mejor premio.
Buena selecciòn del poema.

abrazos de luz.
En la semana recorro su Antologia.

Bohemia dijo...

Wow, suena tan onírico eso de un caballo por Venecia, así como imagen que representa.

un abrazo

Clarice Baricco dijo...

Gracias de nuevo por otra presentación que me ofreces.
Leeré con calma los enlaces recomendados.

Y tú no morirás. Aún tienes mucho que hacer con tu voz y con tus manos.

Te abrazo...

Graciela.

Anónimo dijo...

venus dijo...
wowwww..tienes tantos rincones..que no sabia a cual entrar... y creo que escogi el que era... me encanta tu retorica...tus letras...la manera como lo expresas...sabes...vendre a diario

un beso

10 de septiembre de 2007 1:37

Anónimo dijo...

Evan dijo...
Lo que más me gusta de la poesía, es que no se dice todo, su sutileza es lo que me atrae.

Un beso!

11 de septiembre de 2007 4:22

Anónimo dijo...

fgiucich dijo...
La poesía es un canto a la vida, creo yo, así de simple. Abrazos.

12 de septiembre de 2007 0:42

Anónimo dijo...

fgiucich dijo...
La poesía es un canto a la vida, creo yo, así de simple. Abrazos.

12 de septiembre de 2007 0:42

Anónimo dijo...

quantum dijo...
La luz: he ahí el misterio que ilumina.
Bueno es venir, volver aquí. Mucho.
Mi abrazo.

Anónimo dijo...

Silenciosa
dibujo el trazo
que deja la mano del ángel.
Me complace su presencia.
Conforta su aleteo sin fin.

"Cuando el poema es el que nos lee, lo llamamos oscuro."

De lo más oscuro nace la luz del poema.

De no ser por ti...

Aulo dijo...

Hola, me acerco a ti desde canto de espumas; veo que haces una recopilación de autores, muy interesante porque a la mayoría no los conozco, lo cual me hace sentir un poco inculto pero me incita a aprender. un saludo.

Tania dijo...

Otra vez, muchas gracias por la hermosa invitación al mundo de Ángel Crespo, en sus poemas senti fuerza y como una busqueda profunda... Sé que le daré otras muchas vueltas. Bonita también es la reseña emocionada que haces del camino de tu maestro, dándonos idea de su dimensión humana...

Un abrazo y una buena semana.

fantasía dijo...

Angel Crespo no es uno de mis favoritos, pero no porque no me gusten sus poemas, tan sólo porque lo desconocía.
Un placer descubrirlo, gracias..

Anónimo dijo...

Yo tembién siento bochorno por no haber conocido antes a Ángel Crespo. Los mismo me pasó, por ejmplo, con José Corredor Matheos y con Carlos de la Rica. He llegado a la conclusión de que cuanto menos se lean los manuales de literatura que dan en los institutos, mejor.

Elisa Fortuni
(Elda, Valencia)

Anónimo dijo...

Me he preocupado por buscar las -casi infinitas- antologías de Ángel Crespo que existen en la red, y creo que esta es la más amplia, y también la mejor. Quiero felicitarte por ello, y tambiuén porque estando como estas tan afectado por las amenazas a tu propia vida por tu entrada anterior, no es fácil entender como puedes seguir trabando, y trabajando, y trabajando, en favor de tus poetas...

Un fuerte abrazo
Lucas de Castro

Qalamana dijo...

Autor de "Los trabajos del esp�ritu" si mal no recuerdo...

Anónimo dijo...

"Antes de escribir, hay que aprender a no hacerlo. Los fundadores se retiraban durante años al desierto, no para meditar, sino para cumplir este aprendizaje"

Qué razón tiene. La mayoría de los poetas españoles parecen haber olvidado este aprendizaje...

Cecili Domínguez

Lisola dijo...

Buen blog lleno de contenidos interesnates ... para leer con calma.

Un saludo.

Lisola

Lisola dijo...

Un saludo Carlos. Me alegro de haberte encontrado pero sobre todo me alegro de comprobar que estás bien y en plena forma. Tarancón es un punto de referencia para los dos...

Abrazos.

Lisola.

Anónimo dijo...

Al hilo de lo que comenta Cecilia Domínguez, Crespo dice en un aformismo que "Algunos poetas parecen ignorar a la décima musa: la que aconseja no escribir"...
Pienso como él, y como ella, pero lo generalizo a todo el mundo: demasiados poetas necesitan una cura de estreñimiento...

Onofre Barbieri
(Buenos Aires, Argentina)

Anónimo dijo...

No conocía a Crespo, y me he quedado impresionadísima con su sabiduría y con el modo elegante de ejercer la crítica. Me han gustado mucho los poemas de los años cincuenta, de Oculta transparencia, sobre todo EL CIERVO y LA NIEVE; me he quedado un tanto fría con sus ÚLTIMOS POEMAS, no exentos de emoción pero sí muy oscuros; y he pasado del cielo al infierno con sus AFORISMOS de Con el tiempo contra el tiempo y La Invisible Luz. Me acuerdo ahora de eso de que
"la poesía es como una piedra en medio del camino. El buen poeta tropieza con ella y cae. El mal poeta nos la tira a la cabeza". He de confesar que tengo la cabeza llena de escalabraduras...

Mónica Isabel Anidjar
(Veracruz, México)

Anónimo dijo...

Lo que dice Crespo de que "lo evidente no hay que escribirlo" es una lección que debiéramos aprender todos los poetas, pero sobre todo los poetas estos de la rehumanización, que hacen de la poesía un evacuadero personal, como si sus vidas tuvieran la gloria suficiente como para iluminar el mundo...
Qué sabio Crespo, qué Sabio.
Gracias a Ud por habérmelo dado a conocer.

Alicia Uehara
(Cuzco, Perú)

Anónimo dijo...

"Para ser capaz de decir algo, hay que renunciar a decirlo todo"

"Sólo quien es capaz de soledad puede convertir el agua en vino"

"Quien no sabe estar solo es incapaz de compañía. ¿Cómo podría sufrir otra compañía quien es incapaz de tolerar la propia?"

Podría extenderme hasta el infinito, pero no creo que con ello pudiera demostrarme mejor las razones por las que voy a convertir a este poeta desconocido en mi ángel de cabecera.
¿De dónde cojones ha salido este tío?

Emerson Severo
(Santiago de Chile, Chile)

Isabel Romana dijo...

Un poema potentísimo, donde se entremezclan realidad y ensoñación y Venecia se transforma en el lugar del caballo, quizá es ella misma el caballo. Es todo un acierto colocar este poema y ofrecernos otros trabajos de una persona tan completa y singular.
Besos, querido amigo, también yo vengo aquí con reverencia.

Mityu dijo...

He venido en busca de poemas y café caliente.
Desde mi humilde espacio oigo el latido de esta flor.

Azul dijo...

Puaf....hay cosas realmente maravillosas...gracias por darnos estos regalos llenos de sensibilidad!!

Bikos.

JuanBM dijo...

Saludos, Carlos

Ese caballo que sólo vive en el poema de Crespo y que gracias a su tejido de palabras casi podemos ver entre las calles de Venecia. En la poesía la realidad no se duplica sino que se incrementa porque las palabras vuelan dentro de nosotros.

Gracias por todo tu hacer también de maestro que difunde.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Parece mentira que un hombre sea capaz de vivir una ensoñación tan viva como ésta. He leído otros poemas de este autor, y este poema es uno más en su obra, llena de visiones como ésta. Yo creo que esto es el Arte, otra cosa no.

Clara R.
(Ronda)

angélica beatriz dijo...

Hola querido Carlos.

Gracias por tu bella visita a mi blog.

Vendré a verte seguido.

Muchos besitos.

el nombre... dijo...

Esa certeza respecto del lenguaje, es un arma poderosa, es una convicción que tiene una fuerza demoledora, y constructiva a la vez!!!

fascinante: Venecia y Caballo.


gracias, Toro de Barro!

un beso

María (Rosa) dijo...

Gracias, mil gracias para cada vez que me invitas a pasear por tu mundo de amor, trabajo, sudor y respeto. Cuando entro a este espacio, me doy cuenta de lo intenso y extenso que es tu mundo y tu corazón. Un largo beso.
María.

mi despertar dijo...

Sin palabras...imposible ponerlas Te dejo un suspiro!

MentesSueltas dijo...

Hermoso momento leyendo estas bellas letras. Gracias.
te abrazo
MentesSueltas

Aulo dijo...

ok, la campaña contra las bombas racimo tuvo exito, es noticia en el pais, por cierto espero tus comentarios en el proyecto pericles, es broma, si te surge vale, un saludo

Amor dijo...

creo que pasó alguna traducción suya por mis manos, pero apenas le he leído como poeta

amor

Gabriela dijo...

¡Espléndido! Gracias.

Pedro (Glup). dijo...

Impresionante tu trabajo.
Y agotador.
¿Te queda tiempo para algo más?
Un abrazo.

el nombre... dijo...

vengo personalmente a agradecerte tus palabras en mi post.
sos un lujo. asiático o del wque quieras.

un beso.

yoymimismo dijo...

benditas sean las letras de aquellos que son de luz y hacen camino a los otros...Gracias por tu paso y comentario en mi blog,

Abrazos

Isaac

Común dijo...

Hola!!!!!

Que buen trabajo, cuanto me sugiere………

Un besote y abrazo de oso.

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

¿qué es de tu vida, toro?

Lula May dijo...

Hace relativamente poco que he descubierto a Ángel Crepo y es una auténtica delicia haberlo hecho.

Volveré por aquí con más tiempo para pasear tranquilamente.

Un saludo,
Lula.