El Toro de Barro

El Toro de Barro

viernes, 12 de marzo de 2010

La Danza del burka (Madrid, 11 de marzo)




Carlos Morales

LA DANZA DEL BURKA
(Madrid, 11 de marzo)

A Joelle Anidjar y a Mónica Uribe de Tomblai



La fosa cavad en el cielo las rosas bordad
los muertos del aire
clavad en los muertos la luna gamada
la mancha sajada in nómine dei
dejad dormida en los trenes
y alzad los tambores las reses que yacen alzad
las palas las flautas las dulces campanas
las puertas cerradas de hierro en el cielo pintad
la bosta en la cama común un burka en la fosa
que pájaros dancen
que suenen las ruedas del aire las arpas de rojo
las flautas más hondo en las cruces colgad
la sangre que luce
las flautas que sopla el silencio del alba
las puertas cerradas los trenes abrid un lecho en la noche
abrid una noche el cielo a canal
tallad sobre el cielo las cruces los muertos del aire
los cielos cavad en los ojos más hondo
los muertos pintad en el aire la noche más triste
las bestias cubrid las testas dormidas volad
con velos rasgados los trenes partidos que arden
alzad en el alba las rosas felices de marzo
que brille en la noche la luz del carnero
y dance la sharia
que baile la pala que bala in nomine Auschwitz
que baile la sharia gamada in nómine dei un burka en la fosa



(Del libro Salmo
)

8 comentarios:

Enrique T. dijo...

Quiero felicitarte Carlos:
Escuché por primera vez este poema en la Plaza de España, en Bruselas, en 2006. De entre todos los que se leyeron aquella tarde lluviosa y fría de marzo Me pareció un poema lingüísticamente muy valiente, todo él lleno de música frenética y casi enloquecedora; pero lo que más me impresionó fue que te negaras a recorrer el camino más fácil, el de evocar por enésima el dolor de las víctimas; fuiste el único en intentar adentrarte en el laberinto mental y espiritual de los terroristas suicidas, su visión del paraíso, su conciencia alterada por la religión. Conociéndote como te conozco, y a sabiendas de que has estado amenazado por algunos radicales islámicos por tu trabajo en favor de la coexistencia, sé que te debió costar lo suyo realizar este esfuerzo de inmersión en la locura y en los delirios religiosos de los asesinos. Tal vez eso te haya cerrado las puertas de los cenáculos del pensamiento políticamente correcto, y tal vez esta sea la razón por la que este poema no halla aparecido en las antologías al uso que se han editado sobre aquel atentado terrible. Pero quiero decirte que a los que escuchamos este poema en la plaza de Bruselas, recitado en tres idiomas por una anciana mujer que que había sido superviviente de Auschwitz ayudada por un pequeño coro de niños, nos dejaste inmovilizados. Te lo quiero recordar. Y gracias por colgarlo aqui...

Isabel Martínez dijo...

Un poema estremecedor, precioso de principio a fin y con un ritmo "in crescendo".
Desde el punto de vista formal, su cadencia es maravillosa. Acelera la adrenalina. Mi sensación ha sido como la de haber montado sobre un corcel brioso en medio de una danza histérica e hipnótica.
Desde el punto de vista del fondo, te felicito efusivamente. La mirada de un poeta jamás debe despreciar a nadie, ni tan siquiera a asesinos. Indaga, escudriña, tantea, busca razones en esas mentes que justifican el horror, se conduele, se lamenta y se alza.
Por fortuna, la realidad admite variadas perspectivas. Cada una de ellas será enriquecedora.
Me encantó, como habrás adivinado.
Un saludo agradecido por este valiente poema.

Jorge Alcantara dijo...

Hola!. Mi nombre es Jorge Alcantara y navegando por internet me encontré con tu blog: http://eltorodebarro.blogspot.com/, y estaba pensando en intercambiar enlaces contigo.

Tu enlace apareciera en: http://carcajeadas.blogspot.com/ un sitio con PageRank 3, además de un alto numero de publicaciones, pocos enlaces salientes y un alto numero de visitas que se van incrementando exponencialmente.

Si esta interesado por favor pon mi enlace en tu Blog con los siguientes datos y envíame un mensaje a palopalacios1803@hotmail.com para poner el tuyo al instante:

Titulo: temas para celulares
Url:http://www.portalmovil.net/


codigo enlace:
temas para celulares

Gracias por tu tiempo;
Jorge Alcantara

Antonio Tello dijo...

¡Cavad! ¡Alzad!...son verbos que suenan con el sonido lúgubre de una pala o el de un tambor que marca los pasos de una frenética marcha fúnebre. El dolor, la angustia sobrevuelan el alma y las contingencias del horror.
Magnífico poema, Carlos. Un abrazo.

Rembrandt dijo...

Que bueno que nos compartas este hermoso poema que denota además mucha valentía.
Felicitaciones amigo mío.

Mi estimado Carlos, leerte siempre es un gran placer, tus palabras son muy valiosas para mí. Grxs por todo.

Besos desde este lado del Atlántico.

fgiucich dijo...

Totalmente de acerdo con Enrique T. Abrazos.

L.N.J. dijo...

Muy intenso y hermoso. Me has recordado una antigua oda china que dice así:

Listo está el altar.
También los corazones.
Las flautas de bambú cantan,
los laúdes vibran.
Los ritos son majestuosos,
suenan las campanas y los timbales
en honor a la vida,
en la esperanza de que nos bendiga.

Besos Carlos.

Rembrandt dijo...

Mi estimado Carlos,
me gustaría poder leer tu post pero me resulta imposible abrirlo.

Besos a tí y me alegra mucho que publiques nuevamente.
REM